Palacio Real de Olite y el pueblo medieval de Ujué

Detalles rápidos

Una persona Adulto
210
Dos personas Adultos
105
Tres personas Adultos
80
Cuatro personas Adultos
70
Cinco personas Adultos
60
Seis personas Adultos
50
Siete personas Adultos
45
Ocho o más personas Adultos
40
Adolescente entre 12-18 años
50
Niño menos de 11 años
20

Conozca el Palacio Real de Olite

Conozca el Palacio Real de Olite, palacio del Rey de Navarra y rodéese de la historia de esta región. Siendo una sede real durante la Edad Media, los gruesos muros y las torres almenadas del palacio albergaban a reyes y princesas. Declarado monumento nacional en 1925, es el ejemplo más importante del gótico civil de Navarra y uno de los más notables de Europa.

Un recorrido por el estrecho pueblo rústico de Olite le permitirá caminar en el refugio de las mansiones de piedra nobles con antiguos escudos de armas, galerías medievales e iglesias espléndidas, además de descubrir la zona amurallada romana. Perdido en la cima de una meseta, sin ríos que lo enfríen o árboles que lo protegen, en aparente soledad se encuentra Ujué, una hermosa ciudad medieval de calles estrechas que corren pendientes empinadas para concluir, en lo alto, ante el Santuario-Fortaleza de Santa María de Ujué. Ujué es uno de los principales lugares de culto en Navarra y también un espectacular mirador sobre la cordillera de los Pirineos y las regiones planas cercanas.

El Santuario, monumento nacional, es una de las manifestaciones más importantes de la arquitectura medieval en Navarra, y protagonista de una bella leyenda.

En el camino, déjese llevar por la ruta laberíntica de este pequeño pueblo de solo 300 habitantes y camine lentamente por sus calles empedradas.